Novedades

Cátedra Perú desarrolló su sesión XCVIII denominada: “Elecciones del Bicentenario: perspectivas y posibilidades de los candidatos”


Cátedra Perú, foro permanente de la Universidad de San Martín de Porres, que aborda temas que resultan cruciales para el Perú y también para el mundo, presentó su XCVIII sesión denominada: “Elecciones del Bicentenario: perspectivas y posibilidades de los candidatos” la cual se desarrolló vía ZOOM el martes 16 de marzo. El director de Cátedra Perú, Dr. David Cunza, fue el moderador en esta edición.


El evento fue inaugurado por el Rector de la USMP, Ing. Raúl Bao García, quien indicó que esta Cátedra permitirá que los expositores analicen el proceso electoral en curso y las alternativas de los diferentes actores.


“Con esta Cátedra Perú damos inicio al ciclo de conferencias y cátedras relacionadas con el presente proceso electoral y las siguientes semanas desarrollaremos otras donde se pueda debatir de manera alturada temas importantes, como salud, educación, economía, entre otros”, mencionó el Rector.


Respecto a las Elecciones Generales, señaló que es una de las más atípicas que se han realizado en el país, ya que el interés de la población está en la salud y la crisis económica que ha ocasionado la pandemia, la cual ha desnudado todas las debilidades y falencias de nuestro sistema.


“El tener en claro cuáles son las políticas y planteamientos que debe desarrollar el gobierno que entre en funciones a partir del 28 de julio, es una necesidad urgente para el país ya que no habrá crecimiento posible ni el restablecimiento de las actividades diarias de nuestra sociedad si es que no se pone en práctica una política de salud pública al alcance de la población”, aclaró el Ing. Bao García.


Un dato importante que interesa conocer de esta cátedra – señaló el Rector– es el análisis de la futura posible composición del Congreso de la República que permita lo que no ha tenido el país en estos últimos cinco años: gobernabilidad de quien gane estas elecciones presidenciales.


“Estos últimos años hemos visto enfrentamientos de los poderes del Estado que nada han beneficiado al país y lo único que han hecho es debilitar las instituciones”, sustentó el Rector.


Por último, recordó que la Cátedra Perú de la USMP se ha caracterizado, desde su inicio, por su absoluta imparcialidad en los diferentes foros y debates que se han organizado.


“Es un deber de la academia que se eleve el debate en lo que quede de la campaña electoral y lograr que el electorado esté lo más informado posible de los planes de gobierno y que éstas sean concretas, frente a la crisis económica y sanitaria que está viviendo el país”, concluyó el Rector.


Ciclo de exposiciones
Iniciando con las exposiciones, la CEO de Datum Internacional, Urpi Torrado, destacó la importancia del voto blanco, nulo o indeciso que, hasta la última encuesta de Datum, sumaba un 37%.


“La encuesta de marzo de este año nos dice que el 16% votará en blanco o viciado, un porcentaje regular que se da en todas las elecciones. Sin embargo; el 21%, restante de ese 37% de indecisos se irá para el voto blanco o viciado y solamente habrá 10% para repartir en candidatos”.


Con este análisis, la CEO de Datum indicó que el voto de los indecisos no va a cambiar las posibilidades de los candidatos, ya que no se irán masivamente a un solo postulante.


Una diferencia sustancial con respecto a la Elecciones Generales de 2016, con la de ahora es el voto duro, recordó Urpi Torrado, en referencia a las personas que estaban totalmente decididas y no iban a cambiar su voto.


“Hoy día, a un mes de las elecciones, esta cifra es del 25%. Es decir, que el electorado no está muy seguro de su voto, por lo que el mínimo factor de riesgo va a afectar la decisión de elección. Existe un alto nivel de volatilidad, nos estamos enfrentando a candidaturas muy frágiles y susceptibles a ataques, denuncias y a la guerra sucia”, señaló.


Respaldó esta información con una publicación que hizo su empresa en Peru21 y Gestión, donde manifiesta que el 24% de los votantes va a decidir su voto el mismo día en la cola: “Estamos llegando no solamente con un votante inseguro de su voto, sino que puede cambiar su voto el mismo día de las elecciones. Veo un Perú muy fragmentado políticamente”, afirmó.


Asimismo, explicó que esta decepción a la clase política se traduce justamente en la desconfianza de la gente, que no logra sentirse capturada por algún candidato: “El riesgo de esto es que esta decisión se dé en el último minuto, ya que cada voto cuenta. Eso significa que algunos candidatos van a radicalizar su mensaje o incluso aumentar algunas de las medidas de ofrecimiento populista para captar este voto y lograr asegurarlo”, indicó.


Pasando al perfil del votante de cada uno de los candidatos mencionó que, en el caso de Yonhy Lescano, si bien resalta la votación que tiene en el centro y sur del país, tiene un 2% en todas las regiones del Perú, un porcentaje bastante parejo. Su voto está en los niveles socioeconómicos más bajos y en las zonas rurales, además tiene el voto predominantemente masculino: el 16% de los hombres votaría por este candidato. Sin embargo, es el candidato que tiene más brecha de género. Sus votantes son gente de entre los 18 y 44 años y tiene un 32% del voto duro y lidera la sensación de ganador.


En el caso del candidato Rafael López Aliaga indicó que básicamente su voto está de Lima y en los niveles socioeconómicos A y B; tiene una tendencia creciente en el norte del país, pero no en los niveles bajos y populares que son muy conservadores. El voto entre hombres y mujeres es bastante parejo, su segmento de votantes son jóvenes de entre 25 y 34 años y es el candidato con más voto duro: 60%, eso hace que, de los cinco candidatos, es el que tenga más solidez.


En el caso de Keiko Fujimori su fortaleza está en el norte del país, en los niveles socioeconómicos muy bajos y en la zona rural. Es un voto de gente mayor, de 55 años, probablemente sea la generación que mayor recuerdo tiene de su padre Alberto Fujimori y su accionar con el terrorismo y la hiperinflación. Tiene un voto duro del 42%; sin embargo, es la candidata que tiene más antivoto: 62%.


En el caso de George Forsyth, su voto está en Lima y en el oriente con 16%, pero esta cantidad no representa ni el 5% de la votación del país, sus votantes están en el nivel socioeconómico C, que son los emprendedores y gente que ha logrado crecer económicamente; votantes de entre 18 y 24 años. Tiene un voto duro del 27%, y tiene la sensación de ganador en segundo lugar.


“El que tiene el mapa político más parejo es Yonhy Lescano, los demás tienen nichos muy marcados lo cual implica que tienen tarea por hacer si quieren crecer. Incluso en el caso de Lescano tiene el reto de capturar el voto femenino. No estamos viendo que ninguno de los candidatos sea valorado por todos los segmentos”, destacó.


La pandemia del Covid – 19, ha ocasionado que la campaña política se desarrolle fuertemente por redes sociales, sustentó la CEO de Datum, ya que no están permitido los mítines, adicionalmente los votantes ahora pasan más tiempo en las redes.


“Facebook es la red social que tiene mayor penetración con 88% de peruanos activos, el Twitter es la red social más política con el 16%”. Esto marca un contexto sobre el cual los peruanos debemos tener cuidado al momento de leer las redes sociales. El éxito de las redes sociales está en que la información que sale de un candidato en una red pueda ser compartida en otras redes y después pase a los medios de comunicación. En este aspecto radica el éxito de las redes porque así se multiplica el impacto y el candidato tiene más gente hablando del tema”.


Como dato adicional vinculado a este tema, indicó que el candidato Rafael López Aliaga es el que concentra mayor número de menciones en las redes sociales muy lejos y por encima de Keiko Fujimori: “En cualquiera de los escenarios lo que sabemos es que no importa si hablan bien o mal del candidato en las redes, lo importante es que hablen, porque eso hace que te vayas haciendo conocido”, señaló.


Respecto al perfil del indeciso, indicó que mayoritariamente está por el lado de las mujeres de 45 a 54 años y de 55 a 77 años, están ubicadas en el norte, centro y sur del país, principalmente en los niveles socioeconómicos más bajos.


“Esto quiere decir que lo que probablemente decidirá el voto será este perfil de mujer mayor de provincia de los niveles más bajos. Ese podría ser el perfil al que los candidatos tendrían que orientarse”, señaló.


Respecto al voto para congresistas, el 31% dice que votará tanto para presidente como para congresista en el mismo partido y el voto cruzado será aplicado por el 53% de votantes: “Es decir más de la mitad votará tanto para congresista como para presidente en diferentes partidos políticos. Este es un escenario totalmente diferente a elecciones anteriores porque tenemos un elector indeciso que no termina de estar seguro de su voto y esto es producto de la desconfianza en la clase política”.


Por último, la preocupación de la ciudadanía está centrada en la pandemia y en la reactivación económica, traduce en un bajo interés en este proceso electoral y por ende en unas muy bajas expectativas hacia el próximo gobierno.


“Vamos a tener un Congreso bastante fragmentado y ningún partido va a tener mayoría, por lo que implica una dinámica bastante complicada para la relación Ejecutivo–Legislativo. Se proyecta que podría repetirse el escenario de enfrentamiento entre estos dos poderes”, finalizó la CEO de Datum.


A su turno, el Dr. Juan de la Puente, Director del Fondo Editorial de la USMP, afirmó que es muy probable que estas elecciones no resuelvan el problema del poder y de la gran depresión o aun no lo han decidido, porque se produce en un momento de alta fragmentación.


“Me parecen ajustadas las comparaciones de lo que pasa hoy en el Perú al periodo de la guerra con Chile por dos razones, por la falta de liderazgo y la insuficiencia de las instituciones como instrumentos para resolver la crisis”, indicó.


Estas elecciones están marcadas por cuatro tendencias, asegura el Dr. De La Puente, la primera es la resistencia democrática de los electores, ya que en algunas encuestas se habla de un volumen muy alto de entre cinco o siete millones de personas que han decidido no votar por nadie o aun no lo han decidido.


La segunda tendencia es que Yonhy Lescano pasa a la segunda vuelta, factor que debería ser analizado y la tercera tendencia es la aparición de una compleja polarización entre el cambio económico y la demanda de no tocar el modelo y una nueva polarización de las últimas semanas del incremento de intención de voto del candidato Rafael López Aliaga; una polarización político moral.


“Lo que quiero decir es que el escenario se está moviendo muy lentamente. La pregunta es si la resistencia democrática caerá masivamente a una o tres candidaturas o si es que no se producirá este desembalse. Yo no me atrevería a negar la posibilidad de que una o dos candidaturas sean las depositarias de este desembalse considerando que tenemos un inédito número de personas que han decidido no votar o que son indecisos clásicos”, destacó.


Por otra parte, el Dr. Juan de la Puente afirmó que esta campaña se vive a dos velocidades en Lima; en los sectores socioeconómicos A y D y en las personas mayores de 40 años.


“Esta velocidad se nota con relación a la élite y al pueblo, son como dos universos que se tocan poco y de lo que saldrá un poder muy precario. Incluso hay una polarización moral y política en las élites y abajo hay una polarización más económica en el sentido que la gente demanda más respuestas de corto plazo”.


A su criterio, la polarización de la moral; entre la libertad y conservadurismo, será más intensa si es que el candidato Rafael López Aliaga amenaza con pasar a segunda vuelta: “Es una polarización que podría ser más intensa que la polarización económica.


Haciendo un análisis de los candidatos, el aumento en la intención de voto en los últimos 15 días de los candidatos Yhony Lescano y de Rafael López Aliaga habría que considerarlos como incrementos que obedecen a una dinámica también inédita en el Perú, en el sentido que no son los candidatos los que buscan a los electores, sino que los electores están buscando y encontrando a los candidatos como efecto de las contracampaña de la que ha sido objeto Fujimori.


Asimismo, el hundimiento de Julio Guzmán y César Acuña y el congelamiento de Ollanta Humala guarda relación con las dificultades de ese centro clásico tradicional de producir grandes ideas y de movilizar el electorado en contexto de crisis. Por esa razón se movilizan otras pasiones, por ejemplo, el crecimiento del candidato Pedro Castillo que tenía menos del 1% y ahora sube al 3%.


“Esa posibilidad de tener una presidencia muy precaria y un Congreso muy fragmentado, es posible. Me hace pensar que es muy probable que las elecciones no resuelvan el problema político de hoy día, que es el reparto del poder, la renovación de la democracia y la instalación de un orden de cosas para la superación de la gran depresión y eso si es un asunto importante y grave para el futuro del país”, indicó.


Asimismo, consideró que cualquiera de los candidatos que pase a segunda vuelta no garantizará una relación armoniosa entre la presidencia y las bancadas parlamentarias, porque incluso la antipolítica ha llegado a tal nivel que hoy tenemos presidentes independientes de sus bancadas. “Es importante que haya un volumen de votos que permita una segunda vuelta con una mayor legitimidad de quienes concurran a estas elecciones, por eso es importante el debate que está generando el JNE”, finalizó.


A su turno el politólogo Carlos Meléndez, aseguró que en estas elecciones existen minicandidatos que dirigen su discurso a pequeños grupos de electores, por lo que ahora no existe el gran electorado peruano; la ideología de centro se ha dividido y los extremos, la izquierda y la derecha, se hacen notar más porque precisamente todas las posiciones políticas tienen una envergadura bastante baja.


“Precisamente es más fácil comunicar ideas extremas que comunicar ideas moderadas, en un contexto en el que no ha habido capacidad de movilización interpersonal de manera física. Se ha dependido mucho de los medios virtuales, que sirven más para radicalizar posiciones extremas que para deliberar ideas”, indicó el especialista.


Su exposición también se centró en el populismo, comprendida como un atajo ante la crisis de represión política: “Cuando existe un colapso del sistema de partidos políticos, surgen liderazgos populistas que tratan de conectar con la ciudadanía sin tener como base los partidos políticos. En el Perú encontramos populistas de izquierda, más ideológicos, como es el caso de Verónica Mendoza; populistas de derecha, más conservadores que es el caso de Rafael López Aliaga y populistas de centro que es el caso de George Forsyth, que le hablan a diferentes grupos”.


Por tal motivo, cada uno de estos minipopulistas le está hablando a algunas dimensiones del establishment y no al establishment en su conjunto, entendiendo por este término el conjunto de personas, instituciones y entidades influyentes en la sociedad o en un campo determinado, que procuran mantener y controlar el orden establecido.


“Como ninguno ha sido capaz de enfrentar, de construir y de rivalizar contra un establishment en todas sus dimensiones, ninguno de ellos tiene una gran envergadura, ninguno de estos populistas llega a la altura de un presidente como Jair Bolsonaro, porque precisamente no son capaces de construir este concepto de establishment todo poderoso”, indicó.


Paradójicamente, a su consideración, ésta es una buena noticia, ya que no tendremos en la presidencia a un Jair Bolsonaro o Nicolás Maduro o un gran líder populista que movilice las masas y que pueda concentrar de manera autoritaria el poder y más bien vamos a tener un minipopulista que va a tratar de acumular poder de otras formas diferentes.


Por otra parte, lamentó que hoy no exista indicios de construcción de un proyecto político más grande: “Si vemos en el caso del Chile, ninguno de los candidatos presidenciales pasa el 10%, también son mini candidatos que le están hablando a nichos, pero en el caso chileno, los actores políticos pasan por elecciones primarias, por esfuerzos de construcción, de coaliciones políticas que permiten que, al final, en las elecciones llegue a tres o cuatro candidaturas viables. En el Perú no existen las instituciones como en Chile que permitan canalizar estos distintos campos políticos”.


Por último, pidió pensar en reformas políticas más orientadas a cómo solucionar estos problemas de hiperfragmentación, ya que puede presentar un daño a la democracia de distintas maneras: “El problema no son los partidos políticos débiles, sino la representación. Hago énfasis en esto porque la orientación en las reformas políticas está en fortalecer los partidos y estos no necesariamente serán los medios para resolver los problemas de fragmentación política en estos momentos”, finalizó.


Por su parte, el analista político César Campos, coincidió con los demás expositores al afirmar que el Perú tendrá un Congreso muy fragmentado y con un presidente no suficientemente empoderado en la jefatura del Estado y recordó que el sistema electoral perverso y fallido que tenemos ahora tiene origen en el decenio fujimorista.


“Ahora los partidos políticos ya no son la fuente de provisión de actores del establishment político nacional, estos han perdido esa categoría. las ONG pareciera que fueran los verdaderos representantes de la ciudadanía y estas organizaciones son elementos muy perturbadores para la democracia”, señaló,


De acuerdo con una publicación que hizo el diario El Comercio, recordó que solo el 6% de aspirantes a una curul parlamentaria posee experiencia legislativa, siendo congresista o asesor. De poco menos de tres mil candidatos: 42 ya fueron legisladores y 150 trabajaron como asesores en despacho. Hay 665 candidatos que cambiaron más de una vez de partido político al momento de la postulación.


Asimismo, solo 808 de aspirantes registran fidelidad a la organización con la que van al Congreso. El 43% de los candidatos se afilió a un partido el último mes del plazo. Como dato adicional hay 118 candidatos que deben más de dos millones de soles a la SUNAT.


“El sistema político está registrando esta data que me parece bastante nociva. Este es el sistema electoral que estamos viviendo hoy. Hay problemas sustantivos en estas elecciones. Se guarda la aspiración que en estas elecciones se acabe el registro de organizaciones políticas de aquellos partidos que no pasen la vaya. Yo me temo que sinceramente no será así”.


Respeto a los radicalismos, sostuvo que la ciudadanía está muy irritada y dispuesta a votar por los radicales y esto significa que el centro político del Perú ya no es virtuoso.


Por su parte, el periodista y conductor de TV, Christian Hudtwalcker, también afirmó que de estas elecciones no saldrá un presidente todopoderoso por la fragmentación que habrá en el Congreso. Nuevamente ambos poderes estarán en constante disputa.


Asimismo, sostuvo que esta polarización que ahora muestran las encuestas es un reflejo de todo lo que hemos vivido desde las elecciones generales de 2016 y la democracia se ha venido deteriorando por el accionar de los propios actores políticos.


Lo más llamativo de estas elecciones, señaló es lo bajo en las encuestas que están todos los candidatos y coincide con que cada uno le habla a cada pequeño grupo de votantes, a su parecer un hecho muy peligroso, ya que estos candidatos no les hablan a sus votantes de manera propositiva sobre sus planes de gobierno.


“A partir de este punto estamos viendo justamente estas polarizaciones, ya que los candidatos están usando el populismo para captar al ciudadano”, señaló el periodista.


Después de las elecciones del 11 de abril, afirmó que el panorama será desolador, ya que en el Congreso no se están llevando a las mejores personas. Existe un problema de representación.


“Lo que importa en estas elecciones es mantener las reglas democráticas y esperar a que en un momento se puedan reformar las cosas para mejor”.


Asimismo, aseguró que también existe la posibilidad de un candidato no populista que llega con poca elección y que se puede volver en un dictadorzuelo. Respecto al debate, indicó que este tipo de eventos hace mucho no muestran ningún plan de gobierno, sino es una pelea entre candidatos.


Reflexiones En la parte final del evento, la CEO de DATUM Urpi Torrado sostuvo que no existe un consenso en el aspecto electoral en la generación del Bicentenario. Los jóvenes no están apoyando mayoritariamente a un candidato.


“No hay una verdadera dinámica partidaria con elecciones primarias, con ideología, entonces el partido político solo es la cara visible con la que se va a la elección. No hay una convergencia ideológica entre el candidato presidencial y los candidatos a Congreso”, señaló.


A su turno, el Dr. Juan de la Puente, Director del Fondo Editorial de la USMP, sostuvo que el Perú necesita y demanda cambios y también necesita unidad: “Existen candidatos que te proponen cambios pero no te proponen una política de unidad. La combinación entre unidad y cambio es fundamental para superar este momento tan duro del país”.


Asimismo, sustentó que el Perú va a necesitar una tercera vuelta, ya que las elecciones van a arrojar un poder precario y es probable que en un año o en dos sea necesario ajustes al interior del sistema democrático con formas constitucionales.


A su turno, el politólogo Carlos Meléndez, sostuvo que Acción Popular termina siendo un partido resistente mucho más fuerte y longevo que sus personajes políticos y, a su consideración, más fuerte que los movimientos de los jóvenes del Bicentenario, ya que, a pesar del accionar de Acción Popular en la vacancia al presidente Martín Vizcarra, hoy Yhony Lescano, candidato de este partido político, lidera la intención de voto.


El politólogo César Campos, pidió que los debates deberían estar enfocados en sus lineamientos, en darles un aliento a los candidatos para que, estando reunidos en un mismo ambiente, puedan exponer su lineamiento: “Creo que eso enriquece más a quienes buscan un punto de perfeccionamiento de la propuesta política de cada uno de los aspirantes, Ese modelo es mucho mejor que el espectáculo como debate”.


Por último, el periodista Christian Hudtwalcker, aseguró que los candidatos no tienen la intención de exponer su plan de gobierno y no lo van a poder exponer, ya que se han concentrado en que eso no es importante.


El Rector de la USMP cerró esta Cátedra Perú pidiendo a los candidatos pensar en preservar la salud de todos los peruanos.






Santa Anita, 19 de marzo de 2021
Oficina de Relaciones Públicas
e Imagen Institucional
rrpp@usmp.pe





Volver

 

 



Programa para Adultos que trabajan (PAT)


Ofrecemos horarios flexibles especialmente adecuados para personas que trabajan ...



Guía Berlitz

Datos de acceso al curso de inglés


Maestría E-Business


Desarrollamos un programa envolviendo los pensamientos organizacionales ...



PROGRAMA

Asesoría de Tesis
en Línea





IDIOMA

Ingles
Virtual



IDIOMA

Portugués
Virtual